Blog

¿Cómo elegir un nebulizador?

Insumos médicos 7 de junio, 2019

El nebulizador es un dispositivo que tiene por función convertir un medicamento líquido en un aerosol con partículas muy pequeñas que, al inhalarse, alcanzan las vías aéreas.

¿Y qué elegir a la hora de comprar? Te recomiendo que pienses en la patología que normalmente tiene la o las personas que le van a dar uso.

 

Normalmente se dividen en tres grandes grupos según su tipo de motor: a pistón, ultrasónico o malla estática.

 

El nebulizador a pistón (también conocido como neumático o tipo jet) produce micropartículas muy pequeñas. Entonces, al inspirarlas, llegan más lejos (vías aéreas bajas o profundas).

Se lo recomienda para tratar enfermedades crónicas como el asma, bronquitis o bronquiolitis.

 

El nebulizador ultrasónico produce partículas más grandes que se percibe como niebla. Éstas se depositan en las vías aéreas altas o próximas.

Se lo recomienda para la congestión nasal en casos de rinitis alérgica, rinosinusitis y faringitis. O cuando se encuentra en lugares muy secos y calefaccionados que secan la mucosa nasal.

 

El nebulizador a malla estática o vibratoria es uno de los últimos modelos, y se caracteriza por su rapidez en que convierte el líquido en aerosol.  La alimentación de energía es variada y puede utilizarse de forma portátil, con gran facilidad. Se lo debe utilizar con una cantidad correcta de medicación y es aconsejable para crisis agudas, donde el medicamento debe llegar con rapidez. Y no para tratamientos crónicos.


¿Te interesa recibir novedades por mail? Suscribite ahora.