Blog

Trastornos del sueño: insomnio.

Medicamentos 15 de junio, 2020

Trastornos del sueño: Hablaré de las distintas etapas del sueño, de cómo varían con el tiempo y cuáles son los medicamentos que las alteran.

 

El sueño es nuestro “taller de reparación y restauración” físico y emocional, y el gran archivo de la memoria. Por eso los trastornos del sueño, nos pueden llevar a sentirnos mal.

El ritmo sueño-vigilia es la alternancia periódica de 24 horas entre una fase de sueño y una de vigilia (estar despierto), regulada por el reloj biológico ubicado en el núcleo supraquiasmático del hipotálamo.

La VIGILIA está íntimamente relacionada con la acumulación de adenosina, hipocretinas/orexinas, mientras que el SUEÑO está relacionado con secreción de melatonina por la glándula pineal.

El ritmo sueño-vigilia está íntimamente relacionado con la hormona de crecimiento (GH) el cortisol y la temperatura corporal, entre otros.

 

ETAPAS DEL SUEÑO

El sueño se divide en etapas:

  • Sueño NO REM
    • 1)Somnolencia
    • 2)Sueño lento superficial
    • 3)Sueño lento profundo
  • Sueño REM

 

El sueño NO REM (por sus siglas en inglés de rapid eye movement o movimiento rápido de ojos).

Es la transición entre la vigilia y el sueño.

Etapa de somnolencia

En la etapa de somnolencia, que es la transición entre vigilia y sueño, el menor estímulo nos lleva inmediatamente a estar despiertos. Es el tiempo que le lleva a una persona a conciliar le sueño.

Aparecen sacudidas mioclónicas (esa sensación de caer y pegar patadas).

Etapa de sueño lento superficial

En la etapa de sueño lento superficial, las ondas cerebrales son más lentas y de mayor amplitud.

Ocupa casi la mitad de nuestras horas de sueño.

Etapa de sueño lento profundo

En la etapa de sueño lento profundo, es el sueño de recuperación o reparador. Todo los parámetros fisiológicos están enlentecidos para ahorra energía y reparar. Ocupa un 10 a un 20% del tiempo de sueño total. Para despertarnos aquí, necesitamos de estímulos muy intensos. Quién despierta en esta etapa, se sentirá atontado, desorientado y confuso.

El sueño REM

El sueño REM aparece una hora, una hora y media luego de habernos dormido. Y en esta etapa, pasamos de la tranquilidad a la tormenta.

Es la etapa ONÍRICA, donde los sueños son muy vívidos y definidos; la parálisis ocurre durante esta fase actuaría como protección, impidiendo la actuación de nuestros sueños. Hay relajación total.

Es normal que no se recuerden los sueños porque existe una “amnesia fisiológica” de éstos. Pueden aparecer pesadillas y contracciones musculares, lo que ocasionaría sueños violentos.

CICLOS DEL SUEÑO

La asociación de un período de sueño NO REM seguido de uno REM, constituye un ciclo de sueño. Y suelen tener un período de 90 a 120 minutos. Estos ciclos son los que se repiten con una frecuencia entre 4 o 5 ciclos por noche.

El sueño NO REM lento profundo es muy abundante en la primera mitad de la noche y tiende a disminuir o desaparecer em los adultos mayores.

El sueño REM aumenta en la segunda mitad de la noche con cada ciclo, junto con el sueño NO REM lento superficial.

 

INTERRUPCIONES

Es normal que el sueño esté interrumpido en el transcurso de la noche por movimientos del cuerpo y por pequeños microdespertares. Estos son de 30 segundos en el niño, de unos minutos en los adultos y más frecuentes en los ancianos.

Es un proceso dinámico que se va modificando, tanto en las horas de vigilia y sueño, como en la duración de los períodos REM y NO REM.

A medida que se envejece, se produce un incremento de la Etapa 1 y disminuyen las etapas del sueño lento profundo. De ahí que se observan despertares más largos y más frecuentes.

El sueño REM, en cambio, se mantiene constante aún en los ancianos.

 

EFECTOS DE LOS MEDICAMENTOS SOBRE EL SUEÑO-VIGILIA

Algunos fármacos pueden intervenir en los trastornos del sueño: algunos producen insomnio; otros hiperinsomnia y otros, la supresión de algunas de las fases del sueño.

Los fármacos que se consumen antes de dormir son lo que mayor impacto tienen en el sueño.

-Las benzodiazepinas aumentan el porcentaje de las Etapas 1 y 2 (somnolencia y sueño lento superficial), y reducen el sueño lento profundo. En pacientes con apneas del sueño (la respiración se interrumpe o se hace muy superficial mientras dormís, por momentos), agravan este cuadro.

Ej.: Alprazolam, Clonazepam, Lorazepam.

-Los antidepresivos (tricíclicos, IMAO) tienen una poderosa acción sobre la supresión del sueño REM

Ej.: Amitriptilina, Clomipramina.Selegilina.

-La mayoría de los esteroides y de los broncodilatadores tienen un efecto estimulante. Si se ingieren antes de dormir pueden provocar insomnio.

Ej: Meprednisona, Salbutamol, Budesonide.

-Algunos antihipertensivos, en especial los betabloquantes aumentan la latencia del sueño y la vigilia intrasueño. Es decir, cuesta dormirte en el inicio y las interrupciones  tienen vigilias más largas.

Ej.: Atenolol, Bisoprolol (Corbis® ), Nebivolol (Nebilet®).

-Cualquier estimulante del sistema nervioso central (SNC) puede provocar insomnio y alterar la arquitectura del sueño.

Ej.: cafeína, nicotina, anfetaminas, etc.

-El alcohol es un depresor del sistema nervioso central. Inicialmente puede inducir el sueño profundo, pero luego, en la segunda mitad, provoca un rebote del sueño REM con pesadillas y con un despertar precoz. En personas roncadoras o con apneas del sueño, se puede ver acrecentado el mismo efecto perjudicial que las benzodiazepinas cuando es ingerido antes de dormir.

-La cafeína, como infusión o como parte de la fórmula farmacológica, puede provocar insomnio.

Ej.: Los descongestivos orales o antigripales, pueden contener cafeína.

TRATAMIENTOS NO FARMACOLÓGICOS

Hacer cambios sencillos en el estilo de vida puede ayudar a mejorar el sueño:

-Higiene del sueño: Establecer horarios regulares, intentando dormir lo necesario.

-Limitar o evitar la cafeína, el alcohol y el tabaco.

-Baños y masajes: Un baño tibio y masajes relajan los músculos.

-Ejercicio, caminatas, estiramiento: De forma moderada y regular.

-Suspensión o reemplazo del medicamento: Esto es un punto de vital importancia para realizarlo con un profesional. No siempre las suspensiones deben ser abruptas, siempre hay que estudiar el riesgo/beneficio. Y debe ser el médico quien, tras evaluar, decida suspender o cambiar.

 

Enlaces que puede ser de tu interés:

http://www.psi.uba.ar/academica/carrerasdegrado/psicologia/sitios_catedras/electivas/616_psicofarmacologia/material/benzodiazpinas.pdf

https://www.fundacionfavaloro.org/medicina-del-sueno/

 

Fuente:

Libro: Medicina del sueño en la práctica clínica, Dra. MIrta Ana Averbuch. Colección esencial/ Gador SNC

 


¿Te interesa recibir novedades por mail? Suscribite ahora.



¡Bienvenido a mi Blog!Para agradecer tu visita, quiero regalarte mi botiquín digital.